Empresas inclusivas (primeros pasos).

Gracias al esfuerzo de muchas personas y organizaciones, que por mucho tiempo, lucharon para tener un mundo mas inclusivo, es que ahora, podemos sentirnos orgullosos, de que algunas empresas, quieran tomar este camino.

Pero este tema, como cualquier otro, debe ser tomado con seriedad, para que no se transforme solo en un slogan.

Lo primero, es aclarar que la inclusión empresarial, tiene grados, que según la importancia que se le dé por la empresa, es la profundidad y el valor final.

El primer paso, es que los dueños, accionistas, y los grupos de poder al interior, piensen que la inclusión, es un camino que quieren recorrer, y para esto, se deben crear políticas organizacionales.

Esto parece una obviedad, pero se dan muchos casos, donde el tema de la inclusión, se le ocurre a una persona, que trata de aplicarlo, pero se nota, que para el resto, es una tontería, a la que no dedicarán mayores esfuerzos, tiempo o recursos. Si esto pasa, es mejor dejar el tema para mas adelante.

Luego, deben diseñar que estrategia van a seguir, si serán una empresa inclusiva solo con sus clientes, solo con sus trabajadores, solo con sus proveedores, solo con la comunidad que los rodea, con alguna, o con todas estas alternativas.

Es que la cosa es así, una empresa puede, y debe definir estos parámetros, porque son parte del proceso.

La inclusión a los clientes, tiene que ver con que, mi infraestructura, productos y servicios, puedan ser para todos y todas mis clientes.

La inclusión con los trabajadores, tiene relación con recibir a nuevos empleados, con algún grado de discapacidad, o que pertenezcan a pueblos originarios, o inmigrantes, etc…

La inclusión con los proveedores, se manifiesta, en priorizar la compra de insumos, a empresas que aseguren o un trato limpio con el medio ambiente, o que contraten a personas con algunas características.

La inclusión con la comunidad, es de que forma el área de responsabilidad social de mi empresa, ayuda a ciertos grupos de la sociedad.

Esto es solo el comienzo, y para empezar… creo necesario antes de continuar, que te hagas algunas preguntas:

¿crees que trabajas en una empresa inclusiva?
¿que tipo de inclusión practica tu empresa?
¿crees que las empresas deberían ser inclusivas, o en realidad, da lo mismo?

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *