Hace 25 años que no camino con mis manos en los bolsillos.

Así es, hace 25 años que no puedo caminar así, porque a lo menos, voy con una mano ocupada con un bastón.

Hoy, sacando cuentas, cumplo este año, 25 años de ciego, que son mas que los 18 que ví.

Todo ha cambiado tanto en estos 25 años, el mundo cambió, y yo también..

Cuando quedé ciego, todo se veía tan mal, el futuro era terrible, y en cierto punto lo fue por mucho tiempo. La falta de oportunidades, la discriminación, la tontera del mundo, y gente, mucha gente que creía que por no tener vista, no era una persona normal.

Por suerte, también tuve mucha gente buena, e incluso, algunos ángeles que se cruzaron en mi camino, justo en el momento en que mas los necesitaba. Ahí estaban, me ayudaron, me enseñaron, y se fueron.

Quiero agradecer en estos 25 años, a todos los que estuvieron a mi lado, a mi familia, mi vejete, mami bella, mi hermano y mi hermana, que me acompañan hasta el día de hoy, a mis ángeles, mis amigos, y a todo quien se me cruzó y me enseñó algo, ya sea en el colegio, la universidad, mis master, en Chile o España.

Gracias a todos y todas, que no los nombro por miedo a olvidarme de alguien, y mil perdones, si no estuve a la altura cuando alguno de mis ángeles me necesito, pero uno es humano no mas.

Agradezco a todos y todas, e incluso, luego de 25 años, agradezco la vida que me tocó, con mis ojos y todo, me siento un afortunado, de todo lo que me rodea.

Hace 25 años que soy otra persona, y también extraño al claudio de los 18, con vista, con momentos buenos y malos también, pero quiero al Claudio de hoy, extraño a caminar con las manos en los bolsillos, pero igual hoy lo hice en mi casa.

La cosa, es que con, o sin manos en los bolsillos, seguiré caminando.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.