No sueltes tus sueños.

Agradece por lo que tienes, tus hijos, tu familia, tu salud, tu casa, la posibilidad que tienes de trabajar, y por todo lo que has construido.

Agradece todos los días por esto, y por la posibilidad que tienes de abrir los ojos, y seguir viviendo, tener todos los días, la posibilidad de seguir construyendo tu futuro, y cumplir tus sueños.

Has caminado mucho tiempo, con la mirada en el horizonte, de la mano con los tuyos, con paso firme hacia lo que quieres. A veces, tus sueños se pueden ver borrosos, pero no te preocupes, y nunca los sueltes, nunca dejes que el cansancio te derrote. Nunca dejes de mirar en el horizonte, lo que te mereces, por lo que quieres luchar, que tarde o temprano, lo vas a conseguir.

Agradece por lo que tienes, pero nunca dejes de mejorar, nunca dejes de soñar, nunca dejes de luchar por lo que te mereces, porque es verdad, tu te lo mereces.

Si estás en ese camino, sigue adelante, y si estás pasando por un mal momento… crees que estás en lo mas bajo, no te preocupes, porque lo único que te queda, es comenzar a subir.

nunca sueltes tus sueños, nunca dejes de soñar, nunca dejes de luchar por lo que te mereces, un presente, y un futuro mejor para ti, para los tuyos, para los que te rodean, para todos.

Un abrazo para todos, que el éxito y la prosperidad se queden con cada uno de ustedes por siempre, y que tengan la virtud siempre de poder compartirlo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *